menu html5 by Css3Menu.com

viernes, 22 de junio de 2012

Scalextric España, ¿Una marca maldita o el ave fénix?

Scalextric España es y ha sido siempre todo un referente en el mundo del juguete en este país, en la época de su aparición los niños soñaban con 3 juguetes por encima de todos, un Mecano, un Ibertren y un Scalextric, tanto es así que hoy en día este juego/afición es más conocido por el nombre de la marca que por su denominación genérica, slot. Nació como una marca de la juguetera Exin en 1962 al obtener  esta la licencia limitada a España, gracias a un acuerdo con Lines Bros,  propiciado por la legislación de entonces que prohibía la importación de material foráneo.


Después de la importante crisis de los 80, la marca renació por primera vez en 1993 bajo el auspicio de Tyco, cinco años mas tarde, en 1998, debido a la baja calidad impuesta por la nueva empresa, se repitió la historia y volvió a caer en manos nacionales (Tecnitoys)
.


A partir de este momento, Tecnitoys creció de manera imparable, y consiguió en 2006 una inversión de capital riesgo, participado por el Grupo Planeta (de ahí que hubiera tantas colecciones de Scalextric en los quioscos), para crecer todavía más y convertirse en una compañía internacional.



Dos causas se han mostrado como la razón principal por la que en la actualidad, Scalextric esp., corre el riesgo de desaparecer. Una, dos años antes de la entrada del capital riesgo se había hecho una fuerte inversión en el sistema digital propio de la marca, el Scalextric Digital System, el cual, con el tiempo, se demostraba poco exitoso en las tiendas, generando poco beneficio para la inversión realizada.

  La otra, se apostó por la exportación como camino para el crecimiento. El problema es que para exportar, Tecnitoys no podía hacer uso del nombre comercial Scalextric, vendiendo sus productos bajo la marca SCX (Scalextric pertenece en el resto del planeta a Hornby).

No contar con el nombre Scalextric como respaldo supuso un lastre a la hora de competir en el extranjero. Total, que la compañía no ha florecido como se esperaba. Es más, la mezcla entre crisis, más competitividad en el mercado y la contracción del slot como afición, después del gran boom de finales del siglo pasado, ocasionaron que la compañía redujera su facturación desde los 27 millones alcanzados en 2005 a 16 millones de euros en 2009.


Con una estructura dimensionada para un crecimiento que no terminaba de llegar e inversiones fuertes , los propietarios de Tecnitoys comenzaron a ver el problema y a intentar atacarlo de diversas formas, incluyendo la venta, pero sin resultados, hasta que el pasado 2 de marzo, una junta extraordinaria de accionistas celebrada en sus propias instalaciones decidió emprender la vía de la liquidación ante la imposibilidad de hacer frente a las deudas adquiridas por la sociedad.

Parece que la solución más factible al entuerto pasa por la venta del negocio a Educa Borrás, que se quedaría con la licencia de Scalextric para España, los derechos sobre los productos, las fábricas de la compañía en China, y parte de la plantilla. Pero para que este cambio de manos se pueda realizar, se necesita de la aprobación de las entidades bancarias a las que se les deben sumas importantes de dinero.


Otra opción, según algunos rumores, es que pase a manos de Hornby, la propietaria del nombre Scalextric en el resto del planeta. Pero esto causaría el cierre inmediato de Tecnitoys y sus actividades creando por el camino despidos y solucionando sólo la parte económica del problema (y solo en parte).


Siendo España como es una potencia mundial en cuanto al slot, sería una pena que sólo quedase Ninco como gran fabricante afincado en el país. Pero teniendo en cuenta sus antecedentes, no dudo que Scalextric , cual ave fénix, renazca de sus cenizas una vez mas.
Publicar un comentario